Los ultrasonidos son también llamadas ecografías, lo que hace es exponer a partes del cuerpo con ondas acústicas de alta frecuencia, importante destacar que NO utiliza radiación ionizante, con estas ondas se produce imágenes del interior del organismo, estas imágenes se capturan en tiempo real, con lo que se pueden observar los movimientos, estructuras y vasos sanguíneos del cuerpo. Importante mencionar  que son no dolorosas y son de gran ayuda para diagnostico y tratamiento de enfermedades.

Esta el ultrasonido Doppler que es una técnica especial para evaluar la sangre de los vasos sanguíneos, arterias y las venas más importantes que se encuentran en el abdomen, brazos, piernas y cuello.

El ultrasonido se utiliza para detectar cambios en el aspecto y función de los órganos, tejidos, o masas anormales como los tumores.

Para realizar este procedimientos el paciente debe de estar con ropa cómoda y deberá quitarse las joyas o prendas en la zona a examinar, y dependiendo del tipo de estudio se le hará una preparación adicional, para la realización al paciente se le acuesta y en la zona a examinar se le aplica un gel que ayuda al transductor a tener más contacto con la piel y para limpiar impurezas y quitar cavidades con aire entre el transductor y la piel, el encargado del estudio presiona el transductor y lo mueve para conseguir esta imagen. En la Doppler se realiza lo mismo. Ya terminado el paciente puede vestirse. Este procedimiento dura aproximadamente 30 minutos. El resultado lo interpretara un radiólogo, un médico especializado en este campo, luego se le enviara al médico remitente el informe, y este compartirá los resultados con el paciente.

ACF.