Un electrocardiograma (ECG) es un examen que registra la actividad eléctrica del corazón.

Cuando el paciente se va a realizar el electrocardiograma si es varón se solicita que se retire la camiseta o algunas cadenas que contenga y si es mujer se le pide que se retire la blusa, brassier y algunas cadenas o collar que tenga en el momento del examen.

Al momento en que se esté realizando el procedimiento se le pide al paciente que se quede quieto porque cualquier movimiento que haga pude interferir con el resultado de dicho examen el cual sale falsos positivos.

El médico deberá pedirle al paciente que se acueste y le va a limpiar diferentes aéreas del cuerpo y le pondrá unos parches o conocidos como chupones llamados electrodos.

Hay un tipo de electrocardiograma llamado prueba de esfuerzo que consiste en la realización  de ejercicios con el fin de ser  monitoreados para ver los cambios del corazón.

Cuando el paciente se va a realizar el examen debe de informar al médico que va a realizar el examen los distintos tipos de medicamentos que está tomando porque algunos de estos medicamentos pueden alterar el ECG que se va a llevar a cabo.

El ECG no produce ningún dolor como las personas lo piensan, en algunos casos las personas pueden sufrir erupciones o irritaciones en donde fueron colocados los parches.

El ECG se realiza para ver que tan rápido está palpitando el corazón y si lo está haciendo normalmente, además para visualizar cualquier daño que haya en el corazón y para ver su posición y tamaño.

Un ECG es una herramienta muy útil para determinar si una persona tiene cardiopatía. El médico lo puede ordenar si usted presenta dolor torácico o palpitaciones.

Entre los valores normales se encuentran:

  • Frecuencia cardíaca: 60 a 100 latidos por      minuto
  • Ritmo cardíaco: constante y uniforme

Algunas anomalías que muestran estos tipos estudios son:

  • Ritmos cardíacos anormales (arritmias)
  • Defecto cardíaco congénito
  • Agrandamiento del corazón
  • Frecuencia cardiaca más lenta de lo normal      (bradicardia
  • Frecuencia cardíaca más rápida de lo normal      (taquicardia)

Otras razones por la que se manda el ECG es:

  • Miocardiopatía alcohólica
  • Anorexia nerviosa
  • Disección aórtica
  • Insomnio

Este tipo de estudio no tiene ningún tipo de riesgo para el paciente.

Por último el ritmo normal del corazón se le llama sinusal y al ritmo anormal se le llama no sinusal, arritmia o ritmo ectópico.

www.eccpn.aibarra.org/temario/seccion4/capitulo56/capitulo56.htm

 

Eleana Alfaro Villalobos.