La medicina nuclear pediátrica tiene el fin de ayudar a diagnosticar desórdenes, ya sea congénitos o que se desarrollen durante la niñez. Los diagnósticos por imágenes lo utilizan para evaluar sistemas de órganos como los riñones y vejiga, huesos, hígado y vesícula biliar, tracto gastrointestinal, corazón y pulmones. Y las exploraciones que se realizan por lo general son para el diagnostico de obstrucción urinaria en el riñón, contraflujo de la orina de la vejiga al riñón, infecciones, traumatismos y cáncer de los huesos, sangradura gastrointestinal, tumores y la desimanación de células cancerígenas, ictericia en los recién nacidos y niños mayores.

Mediante exámenes usuales de rayos x se crea una imagen, pasando los rayos del interior del cuerpo a una fuente externa, se utilizan radiofármacos o radiosonda, se dan por vía oral, intravenosa, catéter por la vejiga  o se inhala como gas, este va a dar a la zona que se quiera examinar donde emite rayos gamma y se va a ser detectado por sistemas como la gammacámara, SPECT o PET. Las técnicas hibridas se utilizan para niños con cáncer.

Al comenzar el niño se debe colocar en la mesa, mientras se le toman las imágenes deberá permanecer inmóvil y durante el procedimiento se le pedirá que adopte diferentes posiciones. Los procedimientos tienen poca duración, si se requiere de alguno que requiera mucho tiempo se deberá sedar al niño, se le permite al encargado que acompañen al niño, solo en caso de que la mujer este embarazada se le debe impedir.

Aparte de las inyecciones intravenosas, los procedimientos son indoloros y muy pocas veces causan molestias o efectos secundarios significantes.

Si el niño tiene la edad suficiente se le puede explicar lo que se le va a realizar para que esté más tranquilo, deberán llevar ropa cómoda, sino también se les puede brindar una bata, se les debe quitar las joyas o accesorias metálicos antes de empezar. Depende de la exploración que se vaya a realizar se le pide cierta preparación, por ejemplo, lo que comen o beben. El encargado del niño deberá comunicar al medico las medicaciones que el niño ingiera en caso de que le dé una alergia, además informar acerca de problemas de salud que tenga.

Una limitación es que los procedimientos pueden tardar mucho tiempo, desde horas hasta días para llegar a la estructura que se quiere examinar, y el diagnostico también puede llevar varias horas. La resolución de las estructuras podrían resultar menor que con otras técnicas de diagnostico, sin embargo, son más sensibles.

 

ACF.