Hoy en día, se han descubierto métodos más avanzados para detectar el cáncer de mama. En este articulo observaremos la utilidad que se le da a la mamografia radioisotópica con 99m-Tc- tetrofosmin para detectar dicho cáncer.

Tenemos  el ejemplo de un caso de cáncer de mama en una paciente de 44 años.           Al principio ella notó aumento en la mama izquierda; se realizó una mastografía reportando BIRADS 2 ( significa que no hay signos de malignidad) pero 7 meses más tarde le apareció inmaduración en la mama izquierda y adenopatías axilares de 1.5cm, se le hizo un ultrasonido sin encontrar nada, entonces se le realizo una biopsia donde se reporta Carcinoma Canalicular Infiltrante  en dicha mama, se le puso en tratamiento.

Al tiempo se le realizó una mamografia radioisotópica con 99m-Tc- tetrofosmin la cual reporto hipercaptación en tumoración de gran tamaño en mama izquierda ( ya conocida) y en la mama derecha se descubrió una zona captante sospechosa, lo cual requirio una biopsia donde se reportó carcinoma canalicular infiltrante donde se programó para mastectomía radical bilateral.

Se concluyo que la mastografía radioisotópica con SPECT-CT es un método práctico y morfológico valioso en pacientes con lesiones sospechosas o cuando los métodos de imágenes convencionales son incompletos.

En ocasiones, la mastografía puede revelar otros focos neoplásicos dentro de la misma mama, aunque su sensibilidad es de hasta 45% en mujeres con mamas muy densas y del 70% en mamas heterogéneas o variadas.Este tipo de pacientes y aquellos de alto riesgo se pueden valorar con US y estudios de medicina  nuclear como la mastografía radioisotópica, la cual es un complemento importante, útil para la valoración y diagnostico.

Como vemos no podemos quedarnos solo con los métodos convencionales sino también hay que estar al pendiente de la tecnología, y de cual procedimiento resulta mejor para el paciente.  (Haga click aquí para ver el articulo) 

Karina Sossa V.